Todo lo que se debe saber sobre las plantas pasando por los tipos de sustrato (tierra) , los distintos tipos de reproducción vegetal viendo cual es la mas adecuada a cada planta , también los cuidados y la ubicación exterior (sol , sombra o media sombra) o interior , humedad necesaria hasta llegar a la flor y el fruto .Esto y mucho mas en lo posible acompañado de los detalles escritos y con fotos .

Esquejes Estacas

Esquejes o estacas de Plantas de interior
Reproducción de Plantas de interior usando un esqueje o estaca

Esquejes Esquejes

El estaquillado o esquejado consiste en tomar una porción de una planta, ya sea un trozo de tallo, de raíz o una hoja, y conseguir que emita raíces por la base para formar un nuevo ejemplar.

La multiplicación mediante esquejes es un sistema sencillo, aunque no todos los esquejes agarran.

Los esquejes en Plantas de interior pueden ser:

  • Esquejes leñosos (duros)
  • Esquejes herbáceos o semileñosos (tiernos)
  • Esquejes de hoja


2. Esquejes leñosos o estacas

Diefembaquia

Corta trozos de tallos leñosos de unos 12-15 cm. de longitud que posean al menos 1 nudo o yema. Por la base se da un corte recto y por el extremo uno sesgado, justo por encima de la última yema.

Impregna la base en hormonas de enraizamiento.

Entiérralo dejando asomar sólo unos 3 cm.

Plantas como Yuca admiten este tipo de esquejado.


3. Esqueje herbáceo o semileñoso


1. Época ideal: entre mediados de primavera y principios de verano.

2. Corta estaquillas, trozos de tallos, con una longitud de 10 a 15 cm. Deben llevar 2 ó más nudos.

3. Corta la base de cada esqueje justo por debajo de un nudo y quita las hojas inferiores dejando sólo los 2 ó 3 pares de hojas superiores.

4. Impregna la base del esqueje con hormonas de enraizamiento. No es imprescindible hacerlo, pero ayuda a que emita raíces. Las hormonas se venden en forma de polvo, de líquido y de gel, siendo el polvo lo más habitual.

5. Prepara macetas o bandejas rellenas con turba o bien mantillo mezclado con arena de río lavada mitad y mitad (50% de turba o mantillo y 50% de arena). En lugar de arena se puede usar perlita.

6. Clava los esquejes introduciendo el tercio inferior en el sustrato. Apriétalos con los dedos.

7. Riega y cubre la maceta o bandeja con una bolsa de plástico clavándolo en palillos de forma que las hojas no rocen el plástico. Si no usas una bolsa, también servirá una lámina de polietileno transparente apoyada sobre varillas clavadas en la tierra, o tarros de cristal en macetas individuales.... Esto servirá para mantener una humedad alta alrededor de las estaquillas. Habrás de ventilar cada tanto para evitar la condensación.

8. Coloca todo en un lugar con temperatura suave (alrededor de 20ºC) y que no reciba el sol directo ni corrientes de aire.

9. Mantén el sustrato húmedo, no encharcado. Es importante no regar demasiado seguido ni en grandes cantidades porque las raíces nuevas pueden llegar a pudrirse muy fácilmente.

10. Al cabo de varias semanas el esqueje desarrollará raíces por su base y tendrás una nueva planta.

11. Trasplanta los esquejes enraizados a macetas individuales, por ejemplo, de 14 cm de diámetro.

12. Tras unos cuantos días de aclimatación pueden recibir la luz del sol. Ponles un poco de fertilizante líquido todas las semanas.


Hortensia y Cóleo


Algunas plantas enraízan tan fácilmente que se pueden poner en un vaso de agua u otro recipiente y emitirán raíces (ver foto superior):

- Cóleo
- Poto
- Adelfa
- Singonio
- Filodendro
- Etc..


4. Esquejes de hoja

Hay 3 tipos de esquejes de hoja:

  • Esqueje de peciolo de hoja

  • Esqueje de hoja entera

  • Esqueje de fragmentos de hoja

Esqueje de peciolo de hoja

Saintpaulia, Peperomia, Afelandra..

El momento más favorable es a mediados de primavera o a principios de verano, aunque otras épocas del año también son buenas.

Corta hojas con peciolos (rabillo que une la hoja con el tallo) con más de 4 centímetros.

Introdúcelo en una bandeja con compost hasta que la hoja quede al nivel de la tierra.

Mantenida en sombra y con temperatura cálida, a las 6 semanas las plántulas surgirán de la base de los peciolos.

Puedes recubrir la bandeja o maceta con un plástico o cristal para que no se deseque el fragmento vegetal y ventilar unos minutos al día. Pero tampoco es imprescindible el plástico o cristal.

Cuando las plantulitas se hayan fortalecido, extráelas y ponlas en macetas individuales.

Esqueje de hoja entera

Begonia rex

Emisión de brotes nuevos

Muy indicado para Begonia rex (ver fotos superiores)

Prepara una bandeja con compost y humedécela.

Corta una hoja, quita el pecilo y haz unos cortes a los nervios perpendicularmente de 1-2 cm.

Ahora colócala con el envés hacia abajo sobre el compost y fíjala con alambre o piedrecitas.

Pon la bandeja en un sitio luminoso, protegido de la desecación con un plástico o cristal. Ventila a diario o día si, día no.

Cuando las plantulitas nacidas tengan un tamaño apropiado para manejarlas, trasplántalas a macetas definitivas.

Planta crasa

Las Plantas Crasas como Crásula, Echeveria, por ej., se colocan sus hojas directamente sobre la tierra, casi sin hundirlas y son capaces de echar raíces.

Esquejes de fragmentos de hoja

Sanseviera y Begonia rex

Gloxinia, Estreptocarpo, Sanseviera, Begonia rex...

Haz trozos de una hoja de unos 4 cm. perpendicularmente al nervio central.

Colócalas verticalmente en el compost.

Cubre el recipiente con un plástico o cristal, retirándolo un rato cada día, para favorecer la aireación y evitar que se pudra.

Cuando hayan enraizado se pasan a macetas individuales.





Descendencia a partir de hojas y tallos
Trucos y consejos
Para obtener buenos esquejes de las plantas de interior, solamente necesitamos hojas sueltas, trozos de hojas o pequeños fragmentos de tallo. Este tipo de multiplicación es especialmente útil porque a partir de una única planta se pueden obtener centenares de esquejes que luego, al reproducirse por vía vegetativa, darán lugar a plantas que también serán copias idénticas de la planta madre. La mejor época para aplicar este método es de finales de primavera a finales de verano, pero si añades calor y luz artificial es posible prolongar bastante este periodo.

Esquejes de peciolo y de hoja
En las saint paulias, para obtener nuevas plantas basta con una y su peciolo. Arranca cuidadosamente las hojas con su peciolo y prepara macetas con tierra de cultivo. Planta las hojas de modo que el peciolo quede enterrado y la base de la hoja se sitúe a ras de suelo. Si la tierra se mantiene siempre ligeramente húmeda, las nuevas plantas brotarán en cuestión de cuatro o seis semanas.

En los esquejes de hoja, arráncale a una begonia algunas hojas sanas y haz algunos cortes en las nervaduras de su cara inferior. Efectúa los cortes perpendicularmente a los nervios y con una longitud de 1 ó 2 cm. Llena algunos semilleros con tierra para cultivo y coloca las hojas de modo que su parte inferior esté en contacto con el sustrato. Para asegurarlas en esta posición, puedes colocarles encima algunas piedrecitas o sujetarlas con ganchos de alambre.

Después, pulveriza agua con frecuencia para regar las hojas y mantener la tierra húmeda. Así, pronto aparecerán raíces en los cortes y empezarán a brotar pequeñas hojitas. Cuando las plantitas ya sean suficientemente fuertes, extráelas con un palito y plántalas en macetas individuales.

Esquejes de fragmentos de hoja y de tallo
Una de las plantas que se puede multiplicar fácilmente por este método es la sanseviera. Toma una de sus largas hojas y córtala transversalmente hasta obtener varios fragmentos de unos 5 cm - 10 cm de longitud. Llena una maceta con tierra para cultivo y planta estos fragmentos verticalmente y en el sentido de su crecimiento. Empezarán a brotar al cabo de pocas semanas.

¿Tu yuca ha crecido tanto que ya toca el techo de la habitación? ¡Pues corta el tallo por donde mejor te parezca! La planta volverá a brotar aunque ya no tenga ni una sola hoja. De todos modos, pueden pasar semanas o incluso meses antes de que los tallos empiecen a producir nuevos brotes laterales. El trozo de tallo cortado puedes volver a cortarlo en secciones de 20 cm - 30 cm de longitud y plantarlas verticalmente hasta la mitad en macetas con tierra.

Cuida de que su extremo superior apunte hacia arriba, porque si plantas los trozos de tallo del revés no generarán raíces. Los tallos de diefenbaquia se pueden colocar horizontalmente sobre la tierra y hundirlo en el sustrato hasta la mitad de su grosor.

El secreto de la acodadura
La siguiente técnica suele emplearse para multiplicar las plantas de interior, pero también puede aplicarse a los árboles y arbustos ornamentales de exterior. Empleando un cuchillo muy afilado, haz varios cortes en el cuello de la planta a unos 20 cm - 40 cm por debajo de su extremo superior. Cubre las heridas con musgo húmedo o vermiculita y sujétalo con una bolsa de plástico anudada por arriba y por abajo.

Pulveriza agua sobre el musgo para que se conserve húmedo. Al cabo de algunas semanas o meses empezarán a crecer raíces a través del musgo. Corta el tallo por debajo del punto en el que aparecen las raíces y plántalo. Normalmente, la planta madre vuelve a brotar.

Alguna de las plantas que se pueden multiplicar con cada método:

  • Esquejes de hoja: Echeveria, Crassula, Sempervivum, Aeonium.
  • Esquejes de trozos de hoja: Begonias, Sansevieria, Primavera del cabo, Gloxinia, Veltehimia, Plumas de Santa Teresa.
  • Esquejes de tallo: Drácena, Diefenbaquia, Pachira, Yuca.
  • Acodadura: Aralia, Ficus, Filodendros.